Arquitectura | Una torre de bambú para recolectar agua
149
post-template-default,single,single-post,postid-149,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in arquitectura

Una torre de bambú para recolectar agua

Architecture and Vision es una compañía especializada en arte, arquitectura, diseño de productos y transporte conocida internacionalmente por el desarrollo de soluciones elegantes, ecológicas y económicas. Basada en la experiencia de sus profesionales, esta firma levantó una torre cuyos materiales principales son el bambú y el plástico biodegradable, cuyo fin es paliar la falta de agua en sectores de África.

Según el último Informe de las Naciones Unidas sobre los recursos hídricos en el mundo 2015, en término medio, alrededor del 36 por ciento de la población del continente africano no tenía acceso a buenas fuentes de agua y el 70 por ciento tampoco tenía acceso a un buen saneamiento. En este marco, la empresa creó “Warka water”, una torre que tiene la capacidad de recolectar agua de lluvia, niebla y rocío para obtener agua potable en zonas donde la escasez de este recurso tan importante para la vida es una problemática que afecta la calidad de vida de la población local.

Diseñada especialmente para ser instalada en comunidades sin acceso al agua potable, esta llamativa torre funciona capturando la humedad y conduciéndola a un tanque de retención higiénica mediante una boquilla. Además, tiene la ventaja de funcionar sin necesitar electricidad y no demanda mantenimiento. Tiene 10 metros de altura y más de cuatro de ancho, pero fundamentalmente sorprende por su capacidad de recolectar hasta 99 litros de agua potable diariamente, con una estructura vertical de bambú y una red de plástico biodegradable que recolecta el agua del aire por condensación.

El diseño está inspirado en un árbol nativo de Etiopía, cuya sombra se utilizaba en reuniones públicas de los habitantes; símbolo muy importante y representativo tanto en sentido cultural como medioambiental. Además, puede ser construida por los habitantes de la aldea. Pesa sólo 60 kg y está formada por cinco módulos que pueden ser montados por cuatro personas sin calificación y sin ninguna maquinaria especial. Sólo debe fijarse con cables de tensión, para estabilizarse en el suelo y resistir a los vientos. No deja huellas en el medio ambiente si se retira y no requieren excavación o modificación del suelo para su construcción.

El agua obtenida por el sistema, además de consumirse, también se puede utilizar para el riego, la reforestación y la regeneración de los ecosistemas.

Ingresar un comentario

happy wheels