Arquitectura | Hormigón agrietado: crean el biohormigón
194
post-template-default,single,single-post,postid-194,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in arquitectura

Hormigón agrietado: crean el biohormigón

Por Especial 1| LaVoz

El hormigón cuenta con más de dos mil años de historia. Desde el panteón con el que los romanos inauguraron su uso, hasta hoy, se convirtió en el principal material empleado en la construcción y siempre fue objeto de estudio e investigación.

También es cierto que su elaboración e implementación ocasionó un considerable impacto en el ambiente y aún lo sigue generando: su industria incluye el cocinado en hornos, que convierten en cemento una mezcla de piedra caliza, esquisto o pizarra con diferentes minerales, llegando a temperaturas de hasta 1400ºC.  La extracción, manipulación y horneado de estos materiales puede acarrear un gran impacto negativo.

En este marco, recientemente uno de los materiales que se ha logrado obtener mediante largos procesos de investigación que comenzaron en 2006 es el biocemento, biohormigón u “hormigón vivo”. Si bien no soluciona por completo los inconvenientes que pueda tener el hormigón vivo, se diferencia por tener en su composición bacterias que pueden permanecer “dormidas” durante varios siglos, lo que le confiere la capacidad de repararse a sí mismo cuando aparecen grietas.

“El problema de las grietas en el concreto son las filtraciones”, explica el profesor Henk Jonkers, de la Universidad Técnica de Delft, en Holanda, quien ha ideado esta forma completamente nueva de darle al concreto una vida más prolongada y de menor impacto ambiental. “Hemos inventado el bio-cemento. Se trata de cemento que se repara a sí mismo con el uso de bacterias”, dice.

Se trata de una mezcla de cemento calizo con material biológico. Concretamente, se incorporan a la mezcla unas bacterias especialmente seleccionadas llamadas “genus Bacillus” y un nutriente a base de calcio conocido como “lactato cálcico”. Así, cuando la estructura de hormigón se fisura y el agua penetra por ellas y afloran en la superficie, las esporas de la bacteria germinan en contacto con el agua y los nutrientes. La bacteria comienza a alimentarse del lactato de calcio soluble convirtiéndose en caliza insoluble, que se solidifica en la superficie de la fisura sellándola, imitando el proceso que se da en la fractura de un hueso del cuerpo humano, por ejemplo.

Gracias a esto, este material podría utilizarse para construir en zonas de inclemencias climáticas que dañan rápidamente la construcción, por ejemplo, o emplearse para construir viviendas sociales de calidad, sabiendo que serán durables.

Ingresar un comentario

happy wheels